The Anarchist Underground

Political movement
 
HomeTestCalendarGalleryFAQSearchMemberlistUsergroupsRegisterLog in

Share | 
 

 La anarquía – un futuro posible.

View previous topic View next topic Go down 
AuthorMessage
Cheveyo
Admin
avatar

Posts : 803
Join date : 2008-07-04
Location : The Divided Police State of Amerika

PostSubject: La anarquía – un futuro posible.   Mon Sep 22, 2008 5:38 pm

La sociedad anarco-comunista será completamente diferente de nuestra forma de vida actual. El capitalismo ha transformado el mundo durante los últimos doscientos años hasta hacerlo irreconocible. Los capitalistas y los "comunistas" de estado (o sea, los capitalistas de estado) han intentado dominar la naturaleza y nos han llevado al borde del desastre ecológico. Podemos estar muy cerca de desastres inimaginables a medida que la naturaleza sucumbe a la industrialización, la energía nuclear, la contaminación con dióxido de carbono, la deforestación, la agricultura industrial, etc.

El anarco-comunismo significará un replanteamiento radical de cómo organizamos nuestras vidas. Tendremos que vivir en armonía con la naturaleza, no contra ella. ¿Necesitamos de verdad tantos coches? ¿Necesitamos veinte clases de cepillos de dientes? ¿No hay maneras de producir electricidad que no contaminen? Tendremos que resolver estas y muchas otras cuestiones ecológicas si queremos tener siquiera un futuro.

Igual que tenemos que cambiar nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza tendremos que cambiar también nuestra forma de relacionarnos con los demás. Actualmente todos los aspectos de nuestra vida están dirigidos desde arriba. Miles de personas realizan trabajos que implican mandar en los demás y limitar su libertad. Los jóvenes, inmigrantes, homosexuales y rebeldes sufren los abusos policiales con especial intensidad. En cuanto ocupamos nuestro puesto de trabajo toda ilusión de que somos personas se ve anulada por jefes mezquinos y vociferantes. Para muchas mujeres y niños incluso sus casas son inseguras debido a la violencia doméstica.

Anarquía quiere decir libertad: las personas no tienen que verse sujetas a coherciones externas mientras no impidan la libertad de los demás. Pero libertad no quiere decir simplemente que puedes hacer lo que te dé la gana: para que exista la auténtica libertad las personas deben tener seguridad, un entorno que las proteja y los medios necesarios para realizarse plenamente. Libertad también quiere decir tener la mejor educación y medios sanitarios posibles para sacar el máximo partido a la vida.

La libertad se verá reforzada por medio de la creación de comunidades en las que las personas puedan controlar sus propias vidas. Bajo el capitalismo las comunidades han prácticamente desaparecido, ya que los individuos y las familias se encierran en sí mismos, aislados de todos los demás. En una sociedad anarquista probablemente se crearán diferentes tipos de comunidad, quizás a partir de cada fábrica o localidad; estas comunidades crearán libremente lazos con otras para formar una red de organizaciones independientes pero federadas que administrarán la sociedad.

Este sistema federal unirá las comunidades desde el nivel local al internacional. Al tener la organización social como base la solidaridad y la cooperación, los individuos podrán tener el control de sus vidas y contribuír a ampliar su libertad.

Así las personas podrían, por primera vez, tener un control absoluto sobre sus vidas: no habría lugar para los líderes, jefes, políticos profesionales ni funcionarios del gobierno. Allí donde se necesitasen personas con cargos de responsabilidad estos se cubrirían con voluntarios, quizás sólo a tiempo parcial, que se encargarían de realizar las tareas determinadas y podrían ser revocados de su cargo en todo momento por quienes les dieron la responsabilidad.

La anarquía significaría el fin del "estado de derecho" tal y como lo conocemos. El sistema legal, que incluye la policía, magistrados, jueces y prisiones, existe para proteger a los ricos y poderosos de las masas. Después de la abolición de la desigualdad y del gobierno, estas instituciones serían disueltas. Las cárceles serían demolidas, los jueces serían jubilados y los policías serían reconvertidos para realizar tareas socialmente útiles. La mayor parte de los delitos son contra la propiedad y su causa es la desigualdad económica; al hacerse común la propiedad y desaparecer la desigualdad los delitos desaparecerán también. Aunque todavía queden elementos antisociales, las comunidades mismas se ocuparán de ellos pariendo de una base justa y humanitaria.

El capitalismo ha pervertido y distorsionado todas las relaciones humanas. La codicia, la ambición de riquezas, de ascender en el trabajo, la reducción de las personas a meras unidades económicas, el aislamiento, etc. son el resultado directo de poner el dinero por encima de las personas.

El anarco-comunismo abolirá el capitalismo y la propiedad privada, que pasará a manos del pueblo. Los edificios públicos, las tiendas, oficinas, fábricas, almacenes y la tierra pertenecerán a las comunidades, que las usarán en beneficio de todos. Esto no significará, sin embargo, el fin de las posesiones personales.

El comunismo implica la abolición del dinero y, si las condiciones lo permiten, la distribución gratuita de bienes y servicios, de acuerdo con las necesidades de cada uno; o sea, cada persona podrá coger lo que quiera según lo necesite. Si la producción no es suficiente para satisfacer la demanda, todo será compartido a partes iguales para garantizar una justa distribución. Con los medios informáticos disponibles no debería ser difícil planificar la distribución y la producción para acomodarse a las necesidades de todo el mundo, especialmente teniendo en cuenta que no existirá la despilfarradora duplicación de productos característica del sistema actual.

Para la mayoría de la gente, hoy en día el trabajo es algo que se debe evitar en la medida de lo posible, pero que es necesario para conseguir un nivel de vida tolerable. En una sociedad anarco-comunista el trabajo innecesario será suprimido y el necesario será reducido al mínimo imprescindible para acomodarse a los deseos de las personas. El trabajo desagradable será racionado, después de haber sido reducido al mínimo imprescindible usando la tecnología apropiada, o bien será realizado por aquellas personas que encuentren esos trabajos de su gusto. La distinción entre trabajo y no trabajo desaparecerá al reasumir las personas un estilo armonioso de vida.

Sin embargo, el anarco-comunismo no es sólo un nuevo tipo de economía o un método de organización social: formando parte de un proceso continuado que comenzará antes de la revolución y se ampliará después de ella se necesita un ataque a todas las creencias, actitudes, instituciones y costumbres que reduzcan la libertad y la justicia. La religión, el sexismo, la discriminación por la edad o la raza, el nacionalismo, la codicia y el egoísmo deben ser eliminados o la revolución no habrá servido de nada. Aquí sólo podemos apuntar algunas posibilidades que pueden tener lugar, aunque podrían surgir muchas más que no podemos predecir; es por esto que este esquema de la sociedad anarquista no es en absoluto un proyecto "sagrado" ni intocable.

_________________

'Tis better to die on your feet than to live on your knees.
"Those who make peaceful revolution impossible only make violent revolution inevitable"
Back to top Go down
View user profile http://www.MySpace.com/Carlos758 and www.AnarchistUnderground.co
 
La anarquía – un futuro posible.
View previous topic View next topic Back to top 
Page 1 of 1
 Similar topics
-
» Is this posible?

Permissions in this forum:You cannot reply to topics in this forum
The Anarchist Underground :: Alternate Language :: Español-
Jump to: